Tel: 2253-6867 / Fax: 2253-3671 info@hidrogeotecnia.com

Costa Rica, reconocido a nivel mundial como un país verde, presenta grandes desafíos en el tema de residuos sólidos. Para el 2006, en Costa Rica se estimó que se generaron 3784 toneladas de residuos sólidos por día, equivalente a 2.7 veces más que en 1991; en el 2011 se generaron 3955 toneladas, y en el 2014 se produjeron 4000 toneladas diarias (Ministerio de Salud, 2016).

Actualmente son escasos los lugares para poder disponer de manera responsable los residuos sólidos. En el 2014 se tenían únicamente 6 rellenos sanitarios, y 3 en cierre técnico (Ministerio de Salud, 2016). Hay municipios como los de la zona norte y zona sur cuyos camiones deben de viajar largas distancias, para disponer de sus residuos en un relleno sanitario. Por esto es importante no solo disponer de manera responsable los residuos, sino también crear conciencia a la población sobre la separación y reducción de estos.

En el 2010 se aprobó la Ley 8839, Ley para la Gestión Integral de Residuos, la cual establece la jerarquización de la gestión de los residuos.

Esta jerarquización indica que lo más importante en esta gestión es RECHAZAR y evitar la generación de residuos. Luego lo que no se pueda rechazar se tratará de REDUCIR al máximo. Lo que no se pueda reducir, se REUTILIZARÁ en la misma cadena de producción o en otros procesos.

Posteriormente lo que no se pueda reutilizar, se RECICLARÁ para recuperar materiales o se APROVECHARÁ ENERGÉTICAMENTE. Por último, a lo que no se le pueda aplicar alguna de las anteriores, como última opción, se enviará a un RELLENO SANITARIO para su disposición final.

La Ley 8839 pone a disposición instrumentos de planificación como la Política Nacional de residuos, el Plan Nacional de Residuos, Planes Municipales, Planes Sectoriales de Residuos y Programas de Residuos por parte de Generadores. A nivel país se cuenta con la Política Nacional de Residuos 2010-2021 y el Plan Nacional de Residuos 2016-2021. Ambos incluyen los ámbitos legales, de educación, formación, capacitación y comunicación social, económico, fortalecimiento institucional y organizacional, hábitat humano e investigación y desarrollo tecnológico.

Gracias al Plan Nacional de Residuos se establece una Estrategia Nacional de Reciclaje 2016-2021, la cual se compone de los siguientes ejes temáticos: mecanismos para armonizar la separación y recuperación de residuos, fortalecimiento del sector de recuperadores, bolsa virtual para comercialización de residuos valorizables y herramientas para la valorización de residuos.

La gestión integral de los residuos sólidos tiene como uno de sus objetivos realizar el manejo adecuado de los residuos durante todas las etapas que conlleva disponer de estos. Entre las principales etapas se encuentran:

Este artículo se enfocará en el primer mecanismo, el de separación. Este define criterios de separación de una manera sencilla y viable. Inicialmente se establecen las siguientes categorías y colores por tipo de residuos:

En residuos orgánicos se disponen aquellos compostables de origen vegetal como cáscaras, restos de alimentos, frutas, cáscaras, y residuos de jardín. NO van residuos de origen animal. En envases se incluyen los plásticos y tetra pack, los cuales tienen que ir limpios y secos. En plásticos se incluyen botellas (plástico tipo 1), envases de plástico duro como galones (plástico tipo 2), bolsas (plástico tipo 2 y 4). Dependiendo del ente que recupera, así se reciben los materiales. Los envases Tetra pack son aquellos de jugos y de leche.

Para el aluminio, se reciclan las latas de aluminio como latas de cerveza, gaseosas, bebidas, envases de alimentos, y también latón que incluye latas de atún y alimentos enlatados. Con respecto a papel y cartón, se permite hojas, folders, sobres, posters, revistas, láminas de cartón, cartoncillo y conos de cartón. Por último, en ordinarios iría todo aquello que no se pueda reciclar como cartones sucios o mojados, papel aluminio, residuos de barrido, tela, servilletas usadas, residuos de servicios sanitarios, etc.  

Además, se establecen unas categorías adicionales según las necesidades del ente generador.

En residuos bioinfecciosos se debe de realizar el manejo de acuerdo con el Reglamento sobre la Gestión de Residuos Infectocontagiosos que se generen en establecimientos de salud y afines. En los punzo cortantes se deben empacar de manera que se reduzca el riesgo. En vidrio se reciclan cualquiera de color, excepto vidrio plano como ventanas, celosías, cerámica.

Por último, en los de manejo especial se incluyen: llantas usadas, baterías con ácido de plomo, pilas de reloj, aires acondicionados, refrigeradoras, transporte de frío, equipos de refrigeración, aceite lubricado usado, envases plásticos que contienen aceite lubricado, envases metálicos, plásticos y de vidrio para contener agroquímicos, artefactos electrónicos, artefactos eléctricos (línea blanca), fluorescentes, bombillos, refrigerantes, colchones, estereofón, chatarra. Algunos de estos tienen un Reglamento específico de manejo y disposición, al igual que los residuos peligrosos.

Es importante indicar que las bolsas para los residuos como plástico, envases, papel y cartón serán transparentes u otra, pero que utilice un distintivo como calcomanía, cinta o lazo según los colores de la categoría. En cuanto a los contenedores, es importante hacer estaciones o puntos de reciclaje, que tengan la capacidad acorde con la necesidad, y que estén bajo techo.

Artículo basado en Ley 8839, Política Nacional de Residuos 2010-2021, Plan Nacional de Residuos 2016-2021, Estrategia Nacional de Separación, Recuperación y Valoración de residuos 2016-2021.

Artículo elaborado por: Hidrogeotecnia Ltda, Departamento de Ambiente, marzo-2020.

A %d blogueros les gusta esto: